Errores de diseño que pueden afectar negativamente tu contenido

0

Los errores de diseño los comete hasta el diseñador más experimentado. Aunque es común pensar que alguien que posee el conocimiento adecuado no comete errores, a menudo estos fallos son consecuencia de algún cansancio o descuido. Es común que al estar tanto tiempo al tanto de un proyecto, puedas perder de vista cierto detalles, especialmente si no realizas ningún lista o estás acostumbrado a trabajar de forma desordenada.

Lo importante es que puedas solucionarlos de forma inmediata y aprender de ellos. Enfrentarte a este tipo de situaciones también te puede ser de ayuda en otras situaciones, por ejemplo, si estás evaluando el sitio web de algún cliente para un rediseño.

Aunque hay muchos errores de diseño comunes que puedes cometer tarde o temprano en tu carrera, en este artículo nos centramos en aquellos que poseen un gran impacto negativo en el contenido de tu sitio web.

Seleccionar una tipografía poco legible

Uno de los errores que afecta gravemente el contenido de un sitio web es la selección de una tipografía poco legible. Existen muchas variables que afectan la legibilidad de una fuente, pero es esencial que tomes en cuenta las características de las tipografías que vas a elegir. Es preferible optar por una fuente sencilla. En estos casos, es común elegir fuentes serif o sans serif y dejar de lado las fuentes manuscritas, aunque en ciertas páginas se suelen emplear fuentes caligráficas solo para los títulos, mientras que para cuerpo de texto se elige una fuente sans serif.

Aunque las fuentes sans serif son una de las opciones más comunes para cuerpo de texto en páginas web, también puedes optar por fuentes serif. Asimismo, debes revisar el interlineado de cada párrafo, así como el kerning de las fuentes que vas a seleccionar. Estos espaciados podrían afectar la legibilidad de tus textos, así que debes asegurarte de realizar las pruebas adecuadas,

Adicionalmente a las propias características de la fuente, debes tener en cuenta el contraste entre el color de fondo y el de las fuentes, la longitud de los párrafos, el tamaño de las fuentes, la alineación, etc. Todas estas son variables que puedes modificar, así que tienes cierto control para optimizar la legibilidad de tus textos, pero debes empezar por elegir una fuente adecuada en primer lugar.

No establecer una jerarquía adecuada

En cualquier composición de diseño se debe tomar en cuenta la jerarquía de los elementos para una correcta lectura del diseño. Gracias a la jerarquía, el usuario da un vistazo al diseño y puede distinguir fácilmente cuáles son los elementos más importantes.

La jerarquía se aplica tanto a la tipografía como a elementos puramente visuales, ya sean imágenes o botones. Aunque existen diferentes maneras de destacar ciertos elementos, usualmente se emplea el tamaño. Por ejemplo, el puntaje de los títulos suelen ser mayor que el del cuerpo de texto. De esta manera, es más sencillo distinguir títulos, subtítulos y cuerpo de texto.

Adicionalmente, aplicar jerarquía te ayuda a mejorar la coherencia del sitio pues gracias a ella puedes establecer una guía de estilo que aplicarás a cada elemento que forma parte de la composición.

Agregar un volumen elevado de texto

En la actualidad, los usuarios están acostumbrados a revisar rápidamente una página web simplemente para verificar si existe información de ayuda. Incluso en el caso de que encuentren los datos que buscaban, es poco probable que se decidan a verificar todo el sitio web.

Por esta razón es importante que reduzcas el contenido de tu sitio web. Acostúmbrate a mantener párrafos cortos, ya sea que estés exponiendo los beneficios de algún producto o servicio, contando una breve historia sobre la empresa o explicando algún proceso. Verifica nuevamente tus textos y analiza si realmente estás siendo breve. Particularmente si estás ofreciendo algún producto o servicio, debes asegurarte de expresarte en un número menor de palabras. Esta concisión no sólo mejora la comprensión de conceptos por parte de tus usuarios, sino que los mantiene interesados. Si no entienden es poco probable que se tomen más tiempo para leer nuevamente el párrafo, sino que optarán por abandonar la página.

Añadir imágenes con resoluciones y dimensiones incorrectas

Debes considerar que un porcentaje importante de tus visitantes hace uso de dispositivos con una gran resolución. Se trate de tabletas u ordenadores, las pantallas de retina son bastante comunes en la actualidad. Por este motivo, debes ser especialmente cuidadoso con la resolución y las dimensiones de las fotografías que colocas en tu sitio web.

Por supuesto, colocar una imagen de mayor tamaño en donde se aprecien los colores y que no presente zonas de pixelado, puede causar un mayor peso en tu archivo final. Sin embargo, existen soluciones para estos temas, como elegir herramientas de compresión o decidir enlazar la imagen desde otro sitio para evitar que se empleen recursos.

Sea la solución que decidas, debes asegurarte de elegir imágenes en buena resolución que se vean completamente nítidas en cualquier dispositivo y, al mismo tiempo, cuidar que el tiempo de carga del sitio se encuentre dentro de los límites establecidos.

En conclusión…

Ya que un sitio web contiene una serie de elementos y recursos, es común que pasemos algún detalle por alto. No te desanimes si cometes algunos de estos errores en tus proyectos, es bastante normal especialmente si recién estás empezando a diseñar sitios web. De hecho, puedes emplear esta experiencia para aprender sobre ello.

No es necesario recurrir a un gran rediseño por este tipo de errores. Aunque tienen un gran efecto negativo en el contenido, solo basta con detectarlos, verificar cuál es el origen del error y tomar ciertos pasos para arreglarlo. Los pasos a tomar depende totalmente del tipo de error que hayas cometido, pero una vez detectado puede solucionarlo en poco tiempo.

Esperamos que este artículo te permita estar más alerta a este tipo de errores comunes, de manera que puedas evitarlos a tiempo en tus próximos proyectos de diseño web.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:
>