Consejos para elegir los programas de diseño adecuados para ti

0

En algún punto de tu carrera como diseñador comienzas a elegir los programas más adecuados para tu proceso, ya sea porque ya has hallado tu área de especialización y requieres también de herramientas especializadas o porque quieres trabajar de forma más efectiva.

Elegir el programa adecuado para nuestro proyecto puede ser una tarea difícil si recién has comenzando a cuestionarte la verdadera utilidad de las herramientas que utilizas. Será un proceso lento en el que deberás tomarte el tiempo para explorar nuevas opciones y probar algunas de ellas hasta encontrar la que mejor se adapte a tu proceso de trabajo.

Es cierto que debes tener muchos factores en cuenta como el costo de los programas y las funciones del mismo, por eso en este artículo te mencionamos algunos consejos para elegir los programas de diseño adecuados para tu proceso de trabajo.

Conoce las herramientas estándar

Si te pones a analizar los programas  y herramientas favoritas que utilizas al momento de trabajar, probablemente llegues a la conclusión de que todas ellas son bastante completas o sirven para un propósito específico de tu proceso de trabajo. También es posible que utilices los programas estándar de cierta industria. Por ejemplo, si se trata de diseño gráfico, ya estarás familiarizado con Photoshop, InDesign e Illustrator. En muchas carreras creativas Adobe ha fijado el estándar y en la actualidad incluso si escoges otro programa que no pertenezca a Adobe, te encontrarás con herramientas y opciones similares a las que presentan estos programas.

De hecho, conocer y manejar las herramientas estándar es de gran utilidad pues en algunos empleos te solicitan que sepas manejar estos programas ya que se encuentran instalados en todos los ordenadores. Es posible que trabajes junto a un equipo y varias personas manejen un solo archivo, por esta razón se instala el mismo programa en todos los ordenadores. Además, es más económico para las empresas pues adquirir licencias por diferentes programas que tienen el mismo propósito realmente no tiene mucho sentido.

Así que si bien es bueno que elijas los programas con los que trabajes de forma más cómoda, siempre es de utilidad conocer sobre los programas estándar de cada campo.

No tengas miedo a probar nuevos programas

Es probable que manejes diversas herramientas y programas pues cada uno de ellos te es de mayor utilidad en cierta parte específica de tu proceso de trabajo. O tal vez emplees dos programas distintos en una sola fase del proceso. Es positivo manejar una gran cantidad de programas que se ajusten a tu proceso de trabajo.

Por otro lado, una vez que hemos encontrado las herramientas ideales, es bastante probable que no nos atrevamos a probar otras pues realmente no vemos el objetivo de esta práctica. Y definitivamente, no tiene mucho sentido si es que no estamos pensando en cambiar de programa. Pero es una oportunidad pérdida, pues tal vez este programa agilizaba cierta fase específica o acción de nuestro proceso.

Así que te animamos a probar nuevas herramientas. Por supuesto, no tienes que probar cada nuevo programa que es lanzado, pero bien puedes informarte sobre el mismo en la página oficial y leer críticas en revistas especializadas. También puedes buscar videos donde se ha probado el programa, lo cual es perfecto pues puedes ver cómo funciona dicho programa sin necesidad de instalarlo. Si después de todas las críticas e información que has recopilado el programa parece tener ciertos beneficios para ti, entonces es momento de probarlo por ti mismo.

Elige en base a tus necesidades específicas

Aunque a menudo se busca una herramienta completa en donde se puedan realizar diversas acciones, en ciertas ocasiones no es lo más adecuado pues te dedicas a hacer una sola acción específica o solo cierta parte de tu proceso. Por ejemplo, puede que para un fotógrafo sea suficiente utilizar Adobe Lightroom para retocar fotografías ya que realiza modificaciones sencillas no es necesario emplear Photoshop. Sin embargo, puede que otros fotógrafos que disfrutan de realizar fotomontajes en donde se puedan ver escenarios fantásticos, entonces es posible que esta persona prefiera utilizar Photoshop.

El programa que utilices depende mucho del uso específico que tengas en mente. Los programas de Adobe suelen ser bastante completos, pero tal vez tener todas estas herramientas a tu disposición no sea adecuado y realmente no se ajuste a tus necesidades. Y aunque es importante conocer sobre las herramientas estándar, en ocasiones puede que emplear Sketch sea más sencillo para ti que utilizar Photoshop.

Recuerda que en algunas fases no son necesarios los programas

Aunque gran parte del proceso de diseño se realiza frente a un ordenador y muchos de los programas y lenguaje que empleas parece estar ligado a la tecnología, existe ciertas fases específicas del proceso en donde ni siquiera es necesario abrir tu programa de diseño favorito. Recuerda que no todo tu proceso de trabajo tiene que ser digital. No sólo diseñadores empiezan su proceso en papel, sino que también desarrolladores se pueden beneficiar de este enfoque para organizar ideas y encontrar una solución lógica a determinado problema.

Aunque en la actualidad es posible realizar la fase de bocetos en tabletas y ordenadores, dibujar en papel sigue teniendo diversos beneficios, tanto si trabajas en equipo como por tu cuenta. Así que te recomendamos dejar de lado los programas y herramientas digitales en las fases iniciales del proceso.

En conclusión…

La elección del mejor programa  de diseño a menudo es subjetiva pues lo que puede funcionar a la perfección para unos, a otros simplemente no les parece conveniente. Claro, existen completas herramientas que se han convertido en el estándar, pero para ciertos proyectos específicos tal vez no sean el programa ideal a emplear y una opción menos popular sea la respuesta indicada.

Comparte este post.

Escribe tu comentario