Técnicas para reforzar el contraste en una composición visual

0

Hay una serie de características que toda composición visual debe tener. Alguna de ellas son la armonía, el equilibrio y el contraste. Sin contraste, todo el diseño luce bastante uniforme. Por supuesto, es necesario que toda la composición luzca como un conjunto, como parte de un todo, pero también es esencial ofrecer variedad para poder guiar la vista del usuario a ciertos elementos más relevantes.

Existen varias estrategias para poder crear o reforzar el contraste en una composición. En este artículo te explicaremos cinco técnicas sencillas con la que puedes reforzar el contraste de tus composiciones para diseño web.

Modificar el tamaño de algún elemento

tecnicas-reforzar-contraste-composicion-visual-modificar-tamano

La simetría puede ser “arma de doble filo”. Por un lado, te puede ayudar a organizar los elementos de tu composición y lograr así un diseño agradable. Por otro lado, si empleas muchos elementos que poseen un peso visual equivalente, la composición podría lucir uniforme, característica que dificulta la lectura visual. Una solución sencilla a esta situación es destacar el elemento deseado por tamaño. De esa manera, dicho elemento se convierte en el foco de atención y la vista del usuario se dirigirá inmediatamente a esa área de la composición.

Modificar el tamaño de un elemento, ya sea una imagen, un bloque de texto o un botón de llamada a la acción, no sólo altera su aspecto físico, sino también su peso visual. Un elemento de mayor tamaño, de manera usual, atraerá la atención de las personas primero. Esta es una estrategia que podemos apreciar claramente en las páginas de inicio, el título siempre se encuentra en una tipografía de mayor tamaño que el resto del texto.

Añadir texturas a la composición

tecnicas-reforzar-contraste-composicion-visual-usar-texturas

El estilo flat y el minimalismo son tendencias actuales en el diseño de sitios web. Con la popularización de estos estilos es poco común encontrar páginas web que hagan uso de texturas, tal como se hacía anteriormente. A pesar de que no es una práctica común, encontrarás algunas excepciones que todavía hacen uso de texturas.

Combinar el estilo flat con las texturas no es ilógico, de hecho ayuda a crear un punto de atención. La alternativa más común para combinar texturas con otros elementos que no sean de estilo tridimensional es colocar dicha textura como fondo para generar contraste. Sin embargo, existen otras formas de usar texturas. Por ejemplo, si deseas colocar ilustraciones o fuentes que tengan un aspecto manuscrito o hecho a mano, colocar una textura como fondo podría ser una decisión acertada.

Emplear formas distintas

tecnicas-reforzar-contraste-composicion-visual-agregar-formas-distintas

En una composición que posee elementos similares destacarán aquellos que sean diferentes que el resto. Es probable que gran parte de los elementos que se encuentran en una composición sean rectangulares o cuadrangulares. Esta forma también se aplica a los textos ya el usuario suele verlo como bloques y dependiendo de la cantidad de palabras que decidas incluir este bloque de texto podría ser rectangular o cuadrangular. De manera que si añades, por ejemplo, un elemento circular, hexagonal o de cualquier otra forma, éste destacará sobre el resto y generará contraste en la composición. Cambiar la orientación de algún elemento también ayudará a crear un foco de atención sobre dicho elemento y generar impacto.

Así que la próxima vez que te encuentres diseñando intenta darle algo de variedad a tu composición empleando formas distintas. Gran parte de tu diseño final estará compuesto de rectángulos, quieras o no, a causa de los bloques de texto. Emplea círculos, hexágonos y triángulos como elementos decorativos o como contornos para tus elementos.

Añadir o eliminar colores

tecnicas-reforzar-contraste-composicion-visual-anadir-eliminar-color

La teoría del color es uno de los saberes más importantes que puedes aprender como diseñador. Al entender la clasificación y la relación de los colores, puedes cambiar el “ambiente” y el mensaje a transmitir de una composición con el simple cambio de un color en una paleta determinada. Aparte de tener en cuenta la teoría del color, también debes tomar en cuenta el contraste de la paleta de colores que has creado. Algunas de las combinaciones más efectivas no sólo se logran al aplicar los conocimientos de la teoría del color, sino también al entender sobre el contraste.

Una de las formas más simples de empezar con el estudio de los colores y entender el contraste entre cada uno de ellos es revisando el círculo cromático. Existen ciertas combinaciones esenciales que tienen su base en el contraste. Te las mencionamos a continuación:

  • Complementarios: Dos colores que se encuentran en puntos equidistantes en la rueda del color. Por ejemplo, rojo y verde.
  • Tríada: Al igual que los complementarios, estos tres colores que se encuentran equidistantes en la rueda del color. Puedes formar fácilmente una tríada al dibujar un triángulo equilátero en el círculo cromático
  • Complementarios análogos: Seleccionas un color de la rueda del color, los otros dependen de tu primera elección pues son aquellos que se encuentran a ambos lados del complementario. De esta manera, tienes una paleta de tres colores.

Estas son las combinaciones básicas con las que puedes empezar a crear paletas de colores. Al hacer pequeños cambios puedes terminar con una combinación de colores más interesante que en principio, pero todo depende de los conceptos que hayas aprendido de la teoría del color y de practicar mucho creando paletas de colores.

Añadir elementos inusuales

tecnicas-reforzar-contraste-composicion-visual-agregar-elementos-inusuales

A menudo, un detalle o elemento inusual puede añadir el contraste necesario en una composición visual. Debe ser un elemento que sea diferente del resto, pero que vaya acorde con el sitio. Es decir, que exista armonía entre todos los elementos que conforman la composición. Algunas de las acciones que podrías realizar para añadir contraste a tu composición podrían ser las siguientes:

  • Añadir un elemento distinto en un patrón de diseño. No es necesario que sea diferente del todo, podría tener la misma forma, pero poseer un color distinto o ser colocado en una dirección diferente del resto.
  • Cambiar el tamaño o posición de algún elemento en una fila o conjunto
  • Emplear diferentes recursos, por ejemplo, usar ilustraciones y fotografías en una sola composición.
  • Cambiar la orientación o alineación de elementos gráficos o textos
  • Combinar tipografías simples con algunas ornamentales

En conclusión…

Añadir contraste en una composición inmediatamente genera impacto y finalmente esta es una de los objetivos de cualquier página web: captar la atención de sus visitantes.

Al modificar el aspecto de un grupo de elementos, creas un punto de atención enfocado en dicho elemento. Por supuesto, la lectura visual también se ve afectada por el cambio de contraste en los elementos, después de todo: la jerarquía depende en gran medida del peso visual de los elementos.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:
>