Técnicas efectivas para mejorar la experiencia de usuario en tu sitio web

0

En la actualidad es común que pequeñas empresas y startups cuenten con un sitio web en donde informan sobre sus productos y servicios. Incluso es posible que el servicio en sí sea digital y el sitio web funcione también como un punto de acceso para los usuarios suscritos. Sea cualquiera de los casos, con una mayor cantidad de sitios web en Internet, la competencia se hace más dura.

Aunque el sitio web es usualmente uno de los primero recursos que emplea un negocio para darse a conocer y generar una presencia online, no solo basta con tener un sitio web. Este debe tener un gran diseño y diferenciarse de la competencia para realmente hacerse notar entre su público objetivo. Una de las características deseadas de todo sitio web es que posea una gran experiencia de usuario y aunque para obtenerla se toma en cuenta todo el sitio web, te mencionamos algunas técnicas que puedes poner en práctica para mejorar la experiencia de usuario de tu sitio web.

Simplifica tus layouts

El layout es el principal recurso que utilizas para organizar el contenido de tu sitio web. Con una layout cuidadosamente diseñada puedes crear un sitio web ordenado en el que los usuarios realicen una correcta lectura visual y no tengan problemas para acceder a ninguna zona o sección. Por supuesto, otros factores intervienen en estas tareas como el hecho de crear una correcta jerarquía de los elementos e implementar un menú de navegación, pero el layout es sumamente importante para facilitar la navegación de los usuarios

Para crear e implementar una layout apropiada a tu sitio web debes estructurar correctamente el sitio web, añadir espacios en blanco, crear una jerarquía adecuada y agrupar información de manera lógica para guiar al usuario. Así que, como ves, los requisitos para crear una layout sencilla no solo están relacionados al volumen de contenido del sitio.

Analiza cuidadosamente si la layout elegida para tu sitio realmente permite organizar y destacar tu contenido, de lo contrario, debes simplificarla para facilitar la navegación de tus usuarios.

Utiliza sabiamente los espacios en blanco

El espacio en blanco es una poderosa herramienta que permite organizar contenido, crear puntos de interés en la composición, facilitar una rápida lectura, hacer que el sitio luzca limpio y ordenado, entre otros. Existen muchas ventajas que poseen los espacios en blanco y siempre se utilizan en diversas composiciones en mayor o menor medida. Un sitio web no es la excepción a esta regla.

Dependiendo del volumen de contenido y la disposición de los elementos contarás con espacios en blanco a lo largo de la composición. De hecho, incrementar los espacios en blanco en títulos puede aumentar la atención que le prestarán los usuarios a este texto. De forma general, al incrementar los espacios en blanco alrededor de un elemento se multiplican la atención que el usuario prestará a dicho elemento. Este es un principio que se puede apreciar claramente en sitios web de estética minimalista donde se utilizan espacios en blanco a mayor escala.

Por supuesto, no todos los sitios web se pueden dar el lujo de incrementar los espacios en blanco, en muchos casos al añadir espacios en blanco se está eliminando contenido importante que debe ser visto por el usuario en el pantallazo inicial. Es importante que encuentres un equilibrio entre el volumen de contenido y la cantidad de espacios en blanco que puedes añadir al diseño.

Destaca los títulos

Aunque las imágenes y videos que incluyas en tu sitio web son de gran importancia y es probablemente el contenido que tu usuario notará primero no bien ingrese al sitio web, no puedes dejar de lado la información textual que añadirás al sitio.

Este texto permitirá transmitir un mensaje claro y directo, dar información sobre proceso e indicar el tipo de datos que se deben añadir en un formulario. Como ves, el texto tienen diversos usos en un sitio web y debe ser redactado cuidadosamente.

Uno de los primeros textos que nota el usuario es el título. Es de esperarse pues es el texto que ocupa mayor espacio en la composición y a menudo se emplea una fuente de bastones gruesos que tiene una presencia más notoria en el diseño. Puedes aprovechar esta característica que poseen los títulos para no solo captar la atención de tus usuarios sino también despertar su interés. Así que asegúrate que los títulos se encuentren correctamente redactados en un lenguaje sencillo, con una fuente totalmente legible y en una ubicación estratégica para una correcta lectura visual del sitio.

Optimiza tu sitio web para dispositivos móviles

Es probable que parte del tráfico de tu sitio web provenga de dispositivos móviles. Estos útiles dispositivos contienen una serie de características que hacen que ciertos usuarios lo prefieran, aunque muchos de ellos también posean ordenadores o portátiles. Los teléfonos inteligentes y las tabletas son otro medio que los usuarios utilizan para acceder a internet. Así que aunque un usuario haya ingresado al sitio web por primera vez desde un ordenador, puede que su segunda visita la realice desde una tableta. Es decir, existen usuarios que emplean todo tipo de dispositivos para acceder a internet y debes asegurarte de que el contenido se encuentre accesible para ellos. Es así que debes tener en cuenta este nuevo hábito de tus usuarios y optimizar tu sitio web para estos dispositivos.

La solución más popular en estos casos es optar por el diseño responsive, de esta manera el sitio web se puede adaptar al tamaño de pantalla de estos nuevos dispositivos. Pero crear un sitio web de diseño responsive no sólo implica adaptar el diseño al tamaño de pantalla sino también el contenido para que la experiencia de usuario sea tan similar al del sitio web en ordenadores.

Mantén un diseño coherente en todas las páginas

Aunque cada página en tu sitio tiene contenido distinto, el sitio web debe verse como un conjunto. La identidad visual de la marca debe esta representada en todas las página y todas ellas deben formar parte de una unidad. Incluso el layout que se emplea en un sitio debe ser flexible pues se mantiene la misma estructura aunque tal vez no exactamente la misma disposición de elementos por página. Es decir, si decides dividir el layout en 6 columnas, se debería seguir esta estructura en todas las páginas del sitio web.

Pero el layout es solo el inicio y en muchos casos, aunque los usuarios presienten que el sitio está ordenado, es probable que no noten a primera vista si se utiliza el mismo layout. Para mantener tu sitio web como una unidad es necesario que crees y sigas una guía de estilo para todos los elementos, desde el tipo de edición que se realizan a las imágenes, los iconos que se emplean, las especificaciones de las fuentes para títulos, subtítulos y cuerpo de texto, etc.

Seguir una guía de estilo permite mantener cierta coherencia entre todos los elementos del sitio. De esta manera, aunque cada página posee contenido diferentes, el usuario reconoce cada una de ellas como parte de una unidad. Este sentido de unidad permite que los usuarios no se confundan al pasar de una página a otra pues saben que se encuentran en la sección correcta.

Mejora la velocidad de carga

Una de las situaciones más frustrantes para los usuarios al navegar por internet es cuando una página tarda demasiado en cargarse. Unos pocos segundos de demora hacen preguntarse al usuario si es un problema en su conexión y al verificar que es un problema del propio sitio que desean visitar, es probable que pierdan la poca paciencia que tienen y abandonen el sitio. Si el usuario sigue viendo la página en blanco, sin ningún tipo de contenido entonces es probable que piense que existe un problema con el sitio y decida cerrar la ventana del navegador.

Debes evitar a toda costa esta situación al crear un sitio web que cargue rápidamente. Por supuesto, existen muchos motivos que pueden hacer lenta una página como un error en el código, un plugin mal configurado, uso de recursos no optimizados para la web, etc. Así que siempre realiza las pruebas necesarias para comprobar que el sitio carga a una velocidad estándar.

En conclusión…

Existen una serie de factores que pueden afectar la experiencia de usuario y por eso debes tener presente este término en todo el proceso de diseño y desarrollo del sitio web, desde los primeros bocetos hasta las pruebas finales. La experiencia de usuario abarca la totalidad del sitio y cada elemento particular puede ser optimizado tomándola en cuenta, pero esperamos que las técnicas mencionadas te sirvan para mejorar la experiencia de usuario de tu sitio web a un nivel más general.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:
>