Los peligros de las redes WiFi públicas y cómo estar protegido ante sus amenazas

0

En la actualidad es común tener un smartphone, donde no sólo podemos realizar llamadas, sino que también podemos navegar por la web, conectarnos a nuestras redes sociales favoritas , ver videos, escuchar música en radios online e incluso jugar gracias a las aplicaciones que se ofrecen en la App Store y Google Store de Apple y Android respectivamente.

Las posibilidades son infinitas con un Smartphone a la mano, pero una de las mayores desventajas es que para sacar el máximo potencial de tu Smartphone debes estar conectado a internet de manera continua. En casa puedes acceder a la red WiFi y no gastas el plan de datos de tu Smartphone. Sin embargo, el problema ocurre cuando te encuentras fuera de casa, deseas acceder a internet y tu plan de datos simplemente no te alcanza para que el Smartphone esté conectado siempre. O puede que tengas la laptop a la mano y debes enviar unos archivos de manera urgente. En estas situaciones, tal vez te hayas planteado acceder a alguna red WiFi pública ya que en la actualidad restaurantes, cafeterías, centros comerciales e incluso parques cuentan con puntos de acceso WiFi, en donde puedes conectarte de manera gratuita. Sin duda, suena como una gran idea, pero ¿conoces los riesgos de estas redes? En este artículo te contamos un poco sobre los riesgos de las redes WiFi públicas, así como la manera de estar protegido cuando te conectas a alguna de estas redes.

Peligros de las redes WiFi públicas

Los peligros de las redes WiFi públicas y cómo protegerse contra posibles amenazas

El principal peligro de las redes WiFi públicas es que son un objetivo sencillo para los hackers que podrían tener acceso a tus contraseñas e información bancaria si realizas alguna transacción de este tipo conectado desde una red WiFi pública. El riesgo es bastante alto, tanto si te conectas desde dispositivos móviles como desde ordenadores.

Entre las redes WiFi públicas existen aquellas donde la conexión se realiza sin contraseña, también conocida como redes abiertas. En este caso, la información que se intercambia por esa red puede ser vista tanto por los usuarios como por el administrador de la red y no es necesario un gran conocimiento técnico, así que es recomendable que nunca te conectes a estas redes por más tentador que parezca.

Por otro lado, si el sistema pide una contraseña y aparece el icono de un candado al lado del icono WiFi, esta es una “red protegida” y por lo general la información se transmite de forma cifrada. Para estas redes existen tres niveles de seguridad: WEP, WPA y WPA2, en donde la seguridad WEP es bastante ineficiente. Se considera incluso que una red WEP es bastante vulnerable y equivalente prácticamente a una red abierta.

Ataques comunes en las redes WiFi públicas

Los peligros de las redes WiFi públicas y cómo protegerse contra posibles amenazas: Ataques comunes de los hackers

Sin embargo, incluso si las redes WiFi públicas se encuentran protegidas mediante una contraseña, la seguridad depende bastante del tipo de contraseña y a menudo estas conexiones no presentan ningún cifrado, por lo que la información enviada por esta red podría ser interceptada fácilmente usando el ataque “Man in the Middle”. En este escenario la información pasa primero por el dispositivo del hacker y luego se transmite al router, de esta manera la víctima no tiene sospechas.

Otro ataque común en las redes públicas WiFi es el “phishing” (robo de datos por suplantación de identidad) en la que es usual dirigir al usuario a una página reconocida como puede ser algún cliente de correo electrónico como Hotmail. La página es bastante parecida a la original, pero su único propósito es que el usuario coloque sus datos y así éstos puedan ser transferidos al hacker.

Otro método para rastrear nuestra actividad es mediante la captura de páginas web que se realiza mediante un software de análisis de paquetes WiFi y que permite a los hackers reconstruir estos paquetes de datos HTML en las páginas web por la que hemos estado navegando. De esta manera, rastrean nuestra actividad y pueden obtener nuestros datos y preferencias de navegación.

El secuestro de cuentas también es un ataque común en las redes WiFi públicas y no es necesario un gran equipo ni la última tecnología, sino que se puede realizar mediante aplicaciones. Una popular aplicación que sirve para este propósito es Droidsheep y los hackers emplean para espiar y obtener acceso a cuentas de redes sociales. Pueden aprovechar una sesión en curso y en ese momento obtener acceso completo a nuestras cuentas.

¿Existe alguna forma de protegerse?

Los peligros de las redes WiFi públicas y cómo protegerse contra posibles amenazas: ¿Cómo protegerse?

Como ya has podido apreciar, hay diversos riesgos al conectarse a una red WiFi pública. Pero, ¿acaso esto implica que debes evitar a toda costa las redes públicas? En ciertas ocasiones no se puede evitar, en particular si estás de viaje y tu plan de datos simplemente no alcanza para que trabajes desde el portátil. Ahora que conoces los riesgos, puedes ser más precavido al respecto y realizar ciertas acciones para protegerte tu información personal de hackers al navegar por internet:

  • En el ordenador tener siempre activado y actualizado el antivirus pues detecta posibles amenazas. Asimismo, activar el cortafuegos.
  • Cuando te conectas a redes públicas, asegúrate que la configuración en tu ordenador es adecuada. Deberás seleccionar “Red Pública” para que el propio sistema tome ciertas precauciones y limite el acceso a ciertas aplicaciones y datos.
  • En dispositivos móviles desactiva el sistema WiFi cuando estés fuera de casa o fuera del alcance de alguna de tu redes WiFi favoritas ya que de lo contrario se podría suplantar una red WiFi de la lista de favoritos y se fuerza la conexión automática a esta red.
  • Evitar acceder a cuentas personales desde puntos de acceso WiFi públicos, particularmente si se trata de nuestras cuentas bancarias. Se recomienda evitar este tipo de transacciones y realizarlas sólo en redes WiFi confiables.
  • Asegurarse que la conexión esté cifrada en todo momento cuando nos conectamos a internet. Te puedes dar cuenta fácilmente al revisar el navegador: una conexión cifrada presenta el protocolo HTTPS en vez del usual HTTP. Existen también extensiones para ciertos navegadores como HTTPS Everywhere, por ejemplo, que fuerzan este protocolo en las páginas que visites.

En conclusión…

Existe un gran riesgo al acceder a redes WiFi pública, así que si antes te conectabas sin dudarlo a cualquier red WiFi gratuita, esperamos que ahora te lo pienses dos veces antes de hacerlo y tomes las precauciones necesarias para mantener tu información personal segura contra ataques de hackers.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:
>