Menu HTML: Diseñar una navegación coherente

0

El menu html de una página web te permite poder localizarte en dicho sitio web y por lo tanto es un elemento fundamental de cualquier navegación. Actualmente, hay diversas formas de implementar un menu html y crear una navegación efectiva. En este artículo te damos algunas pautas que debes tener en cuenta:

 

Emplea arquitectura de la información

Planificar la navegación de un sitio web debería empezar por la arquitectura de la información. Debes pensar que características especiales ofrece el sitios web, qué es lo más importante y que puedes colocar en los niveles más bajos de la jerarquía. La arquitectura de la información debe tener en cuenta las características, necesidades del usuario, mapas del sitio y pruebas.

Usa términos sencillos

Emplea términos simples y fáciles de identificar para el usuario. Cualquier enlace que tome más de dos segundos de descifrar no contribuirá a la experiencia de usuario. Lo mismo sucede si el usuario necesita pinchar sobre tu enlace para verificar a dónde lo lleva.

Estandariza el diseño

Usa el mismo modelo de navegación en todas tus páginas. Es muy importante para mantener un diseño coherente, de lo contrario tu usuario podría pensar que está en otro sitio web.

Indica a los usuarios donde se encuentran

Puedes informar al usuario mediante el color de fondo de los enlaces, el color de texto del enlace, asignar negritas al elemento seleccionado del menú de navegación o cualquier otro indicador que lo diferencie los demás elementos de menú.

Ten en cuenta las tradiciones del diseño web

Es bueno mantener algunas tradiciones del diseño, pues no solo evitas tener que pensar en todos los detalles, sino porque los usuario ya han aprendido que ciertos elementos reaccionan y se encuentran en cierto lugar. Por ejemplo, es común encontrar el logo de la marca en la parte superior, ya sea derecha o izquierda, y que al pincharlo el usuario acceda a la página de inicio.

Realiza pruebas

Siempre realizar pruebas, de preferencia con personas que no han estado involucradas en el proceso de diseño. Observa sus preferencias y la manera en qué navegan, analiza el tiempo que tardan en realizar ciertas acciones o encontrar información. A partir de los datos que reúnas podrás realizar mejoras.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:

Escribe tu comentario