Interfaz de usuario: Nueve características clave

2

En el diseño de una interfaz de usuario en sitios web, ordenadores y aplicaciones, como es obvio, el usuario es de vital importancia y en todo momento se tiene que tener cuenta la experiencia e interacción del usuario.

El principal objetivo del diseño de interfaz de usuario es lograr que la interacción del usuario sea lo más eficiente y simple posible. Al fin y al cabo, los diseños que se centran en el usuario se convierten en las mejores interfaces.

Diseñar una buena interfaz de usuario requiere excelentes habilidades de diseño, amplio conocimiento del mundo del diseño y una comprensión de las necesidades del usuario. Hay muchos procesos previos que tienen que ser monitorizados antes de pasar al diseño propiamente dicho.

Aquí dejamos una lista de las características que posee una buena interfaz de usuario, que seguro te serán de utilidad en tu próximo proyecto.

1. Claridad

Es de suma importancia en una interfaz de usuario. Evita que el usuario cometa errores al lidiar con dicha interfaz y da una perfecta experiencia al usuario. Claridad significa que la información es transmitida de manera precisa.

2. Concisión

Mientras que el primer concepto es importante, eso no significa que es necesario que agregues información para asegurarte que ésta llegue al usuario de manera correcta. Bien puede existir una comunicación efectiva con el usuario sin necesidad de recurrir a esto. Si algunas vez el usuario requiere alguna información técnica puede revisar documentación adicional, pero en principio, la información debe ser clara y concisa.

3. Coherencia

La coherencia ayudará a tus usuarios a desarrollar patrones de uso, y poco a poco, aprenderán la función de los diversos botones, iconos y otros elementos propios de la interfaz. El punto es hacer sentir al usuario cómodo, si logras eso, se puede considerar que has desarrollado una buena interfaz de usuario.

4. Legibilidad

Usa un lenguaje simple para ayudar a la rápida lectura por parte del usuario. Esto ayudará también a que el usuario se acostumbre más rápidamente a las diversas funciones que posee la interfaz si le das información que es fácil de procesar.

5. Interactividad

Una buena interfaz tiene que ser rápida. Esta característica aumenta grandemente la experiencia del usuario. Pero eso no es todo, la interfaz debería, además, ofrecer información al usuario sobre las tareas que se están realizando en el momento.

6. Flexibilidad

La mejor interfaz de usuario es aquella que puede deshacer las acciones erróneas del usuario sin mayor problema. Una buena interfaz debería posibilitar al usuario la restauración de los elementos que hayan sido borrados. Si dicha interfaz genera copias de seguridad de manera automática es aún mejor.

7. Familiaridad

Debes asegurarte que el usuario se siente familiarizado con algunos elementos.

Es decir, que los elementos de la interfaz se encuentren donde deberían. Igualmente importante es ofrecer atajos hacia los elementos más utilizados.

8. Eficiente

La interfaz de usuario debería entender el objetivo del usuario y no impedírselo de ningún modo. Crea una interfaz donde el usuario sea capaz de lograr lo que desea al momento en vez de incomodarlo con opciones adicionales sobre lo que desea hacer, que demoran el proceso y dañan la experiencia del usuario.

9. Atractiva

Dado que el diseño de la interfaz se centra en el usuario, además de incluir características geniales y fáciles de manejar, se tiene que tener en cuenta el atractivo visual. Nunca desestimes esta poderosa característica, ahora cada vez más personas están pendientes del diseño, y no solo buscan funcionalidad sino también algo visualmente atractivo.

 

Si logras desarrollar una interfaz intuitiva, fácil de usar, rápida y de diseño atractivo es muy probable que los usuarios no solo la utilicen sino que también desarrollen una especie de conexión con ésta.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:

2 Comments

Escribe tu comentario