¿Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito?

0

La creatividad es una habilidad que todo diseñador debe tener. Y es necesario que esté activa siempre y puedas llegar a ideas asombrosas rápidamente. Pero como diseñador sabes que el proceso creativo lleva tiempo y gran parte de ese tiempo se invierte en las ideas iniciales y las técnicas creativas para llegar a esa gran idea que puedes vender.

A pesar de lo que se suele crear, la creatividad no sólo es cuestión de esperar el momento adecuado a que llegue la inspiración. Desarrollar la creatividad es un proceso que debes realizar e incorporar en tu día a día y no sólo en momento cuando sea necesario para tus proyectos. En definitiva, no puedes esperar sentado a que la inspiración llegue a tiempo, debes tomar acción.

La buena noticia es que puedes crear un sistema para ser más creativo en tu rutina diaria. En este artículo te damos algunas pautas que te podrían ser de utilidad para desarrollar tu pensamiento creativo.

Organízate en una rutina

Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito: Organízate en una rutina

Seguir una rutina estricta convierte esas actividades, con el paso del tiempo, en hábitos. Y una vez que se establece un hábito, muchas de las acciones que realizamos son automáticas. Aunque seguir una rutina estricta parece no tener nada que ver con la creatividad, que usualmente se asocia con la libertad, en realidad ese necesario para formar el hábito de ser creativo. De lo contrario, tendrás que esperar a que la inspiración llegue a ti, lo cual no sucederá muy menudo. Es necesario salir en busca de ella. De hecho, muchos grandes escritores han basado su proceso creativo en base a una rutina.

Pero si la palabra “rutina” aún no te convence del todo y te parece demasiado inflexible, entonces podrías realizar un pequeño ritual. Un ritual se refiere a una serie de acciones que realizas antes de empezar tu proceso creativo. Realizar un ritual cada día le indica a tu cerebro cuando es momento de ser creativo. Escritores como Stephen King seguían rituales antes de sentarse a escribir. En su caso era tomar una taza de té o un vaso de agua antes de empezar a trabajar.

Un ritual no debe ser complicado, de hecho, es probable que ya tengas varios rituales propios como tal vez lavarte la cara inmediatamente después de levantarte o ir a la cocina por una taza de café. Incorpora esos rituales en tu proceso creativo para que de esa manera puedas “activar” tu pensamiento creativo.

Sé creativo en el día a día

Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito: Sé creativo en el día a díaSi usas tu creatividad a menudo se hará más fuerte, la creatividad es una fuente inagotable, así que no temas ser creativo cada vez que puedas. Realizar pequeñas acciones creativas en tu vida es una gran forma de hacer crecer tu creatividad. No sólo mejoras tu creatividad, sino que te haces una rutina y puedes usarlo para que tu creatividad tenga una vía de escape.

Este paso se relaciona bastante con el anterior: formarte una rutina para poder hacer tu creatividad más potente y acostumbrarte a hacer uso de ella en tu día a día. De ese modo, ya estarás habituado a ser creativo y será de mucha ayuda cuando más lo necesites.

Las acciones simples y pequeñas son las mejores para formarse un hábito. Ya que la realización de las mismas no presenta ningún problema es más sencillo que una persona las haga.

Mira a tu alrededor e intenta solucionar problemas pequeños de manera creativa. De esta manera, estarás “ejercitando tu creatividad”.

Lleva un bloc de notas a donde vayas

Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito: Llevar un bloc de notas contigo

Se suele decir que la inspiración llega en los momentos más inesperados. Como diseñador probablemente ya estás familiarizado con esta situación, te debe haber pasado alguna vez. Y si estás acostumbrado a incorporar la creatividad en tu rutina diaria, es mucho más probable que la inspiración llegue a ti de manera imprevista. ¿Cómo puedes estar preparado para estas situaciones? Pues fácil, lleva un bloc de notas a donde sea que vayas.

Tener un bloc de notas contigo te permite estar preparado en esos momentos donde la inspiración “ataca” de improviso. Seguramente ya estás familiarizado también con situaciones en las cuáles no has podido anotar alguna idea y cuando llegas a casa no logras recordar cuál era esa idea tan brillante. De hecho, poner tus ideas en papel es parte del proceso creativo y en ocasiones puede ayudarte a hacer crecer y mejorar esa idea.

Ahora con el uso de los smartphones y tabletas incluso puedes usar diversas aplicaciones para realizar apuntes de manera digital. Depende de tus gustos específicos que aplicación te parece más útil para esta tarea y a anotar se ha dicho. Recomendamos que, a pesar de tener una tableta o Smartphone contigo también lleves una bitácora y portaminas contigo, ya sea de tu preferencia o no, pues la batería baja también podría ser tu enemiga en estas situaciones.

No le temas a las malas ideas

Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito: No temer a las malas ideas

Una idea da paso a otras ideas mejores y más grandes. Incluso las que consideras malas ideas son parte del proceso creativo por eso debes apuntarlas. Es como liberarte de esas malas ideas en el momento en que haces las anotaciones. De lo contrario, esa mala idea podría bloquear tu creatividad. Así que no le temas a las malas ideas, trátalas como lo que son: sólo ideas.

Además, recuerda que esas malas ideas pueden ayudarte a desarrollar tu creatividad. En ciertos casos, podrías mejorar esa mala idea y convertirla en una gran idea. Las ideas también evolucionan conforme tu proceso creativo va avanzando así que no pierdas las esperanzas con todas las que consideres malas ideas. Muchas de ellas podrían tener futuro y apuntarlas podría servir como registro para que regreses a trabajar con ellas más adelante o incluso podría servir de inspiración para otras ideas. Así que ya sabes: apunta todas tus ideas.

Halla espacios de relajación

Cómo hacer del pensamiento creativo un hábito: Halla espacios de relajación

Para ser creativo también es necesario contar con momentos de relajación. De hecho, si lo analizas, notarás que muchas ideas han llegado a ti en momentos donde has estado relajado en el autobús camino a casa, tomando una larga ducha, tomando una taza de té, etc. Si llevas una vida ajetreada es probable que sea más difícil para ti ser creativo, por eso es necesario que tengas espacios donde puedas relajarte. No estamos diciendo que descuides tus deberes, pero si estás tenso las ideas no surgirán. Por eso, date tiempo y espacio para poder desarrollar tu creatividad.

Tal vez la idea de no hacer nada o perder tiempo valioso que podría ser invertido en otras actividades te asusta. Pero a la larga, te das cuenta que si estás siendo productivo pues en estos momentos donde las ideas suelen surgir. Además, si estás saturado y tenso, las ideas no puede correr libremente y es bastante probable tener bloqueos creativos. Así que tómate un tiempo cada día para relajarte, realizando alguna actividad que te agrade, preferentemente lejos de los monitores y las pantallas de televisión.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:
>