Buenas y malas técnicas para tu tipografía

0

Con las tendencias que se han popularizado en la actualidad, la tipografía está cobrando cada vez más importancia y se vuelve necesario que los diseñadores no sólo aprendan a elegir y combinar tipografía sino a saber emplear otros recursos para que la tipografía de sus diseños se aprecie y se vea mucho mejor. Aquí te indicamos algunas técnicas, tantos buenas y malas, que debes tener en cuenta al trabajar con tipografías.

Lo que sí debes hacer

Aplicar contraste

Este contraste se puede lograr por color, por tamaño, por estilo, etc. Añadir un solo tipo de contraste podría resultar en un diseño más poderoso, de lo contrario tu tipografía se puede volver aburrida o monótona. Emplea diversos recursos para lograr contraste y generar una tipografía que se vea más dinámica.

Elegir fuentes legibles

Muchas veces puede que te dejes llevar por el atractivo visual de algunas fuentes y te olvidas, de momento, que tu texto debe ser legible. No olvides que en tu diseño todo debe tener un propósito e incluso si eliges una tipografía decorativa que emplearás en toda la extensión de la pantalla debe ser fácilmente entendida por tus usuarios.

Usar guías y márgenes

Sea el proyecto que tengas que realizar, siempre debes trabajar con guías y márgenes para poder alinear tus elementos de manera precisa. Muchos programas te permiten crear bloques de texto y es más sencillo alinearlos de esa manera. Así que antes de incorporar la tipografía en tu diseño, asegúrate de tener tu documento con los márgenes  y guías correspondientes.

Usar espacios en blanco

Los espacios en blanco son realmente útiles pues ayudan a que tu diseño “respire” por así decirlo. Ayudan a organizar los elementos de tu diseño y no permiten que el usuario se abrume por la cantidad de información visual. Estos espacios en blanco son también importantes en tus bloques de texto, así que no olvides verificar la legibilidad de tu texto como un conjunto. Se debe considerar el espacio entre letras, palabras y párrafos de texto.

Lo que no debes hacer

Emplear fuentes que sólo se vean bien

Nuevas fuentes se crean cada día, algunas se distribuyen de manera gratuita y otras son exclusivas para aquellos que deseen pagar por ellas. Con toda la cantidad y variedad de opciones a tu disposición es normal que te emociones de momento y comiences a descargar tipografía tras tipografía. Pero muchas de esas tipografías no te servirán en el proyecto en el que estás trabajando actualmente.

Céntrate en el proyecto que tienes frente a ti y elige tipografías que te sean de utilidad y que vayan acorde con el propósito de tu proyecto.

Aplicar varios efectos

Photoshop te ofrece diversos tipos de efectos que puedes aplicar a  cada capa. Un efecto muy empleado en los textos fue el de “Bisel y relieve”. Si el resultado final es bueno, aceptable o simplemente malo depende de cómo apliques los efectos; pero por regla general una buena tipografía no necesita tantos efectos o ajustes.

Añade efectos sólo cuando sea necesario, por ejemplo aplicar una ligera sombra en alguna frase de tu texto para que se diferencie más del fondo. Claro, hay otros recursos para lograr que el texto se separe del fondo, depende de tu experiencia como diseñador elegir el método más adecuado. A veces no necesitarás aplicar efectos, tal vez un cambio de color o algún otro ajuste mínimo sea suficiente.

Comparte este post.
Artículos Recomendados Para Tí:

Escribe tu comentario