Técnicas empleadas para trabajar con tipografías de forma creativa

0

Trabajar con tipografías es esencial en toda composición de diseño. Seleccionar fuentes, asignar estilos y tamaños es una tarea que todo diseñador debe realizar en una gran cantidad de proyectos, así que si ya tienes un par de meses como diseñador es probable que hayas realizado este tipo de labores.

Existen muchas consideraciones a tener en cuenta al seleccionar y trabajar con fuentes. A menudo, en ciertos proyectos se hacen uso de diferentes fuentes para títulos y cuerpo de texto. Aprender a combinar y trabajar con fuentes diversas es una habilidad que debes desarrollar como diseñador.

Aunque ya existen ciertas pautas para trabajar con tipografías en proyectos web, en otros tipos de proyectos a menudo se rompen las reglas y puede ser muy enriquecedor para ti observar distintos proyectos, tanto digitales como impresos para inspirarte al trabajar con tipografías. A continuación, mencionamos algunas estrategias y recursos que puedes emplear para hacer tus composiciones más interesantes y provocativas.

Uso de tipografía manuscrita

La tipografía manuscrita se utiliza ampliamente en el diseño web y es bastante diversa. Podemos encontrar de bastones gruesos y delgados, completamente ordenadas y legibles hasta aquellas que son más experimentales. Cada una de ellas tiene una personalidad distinta y debe ser usada acorde a esta característica.

¿Por qué son atractivas las fuentes manuscritas? Porque presentan el “factor humano”. Ya que parecen haber sido creadas a mano por diferentes personas, cada una de ellas posee un toque especial y único. Este tipo de fuentes son ideales para darle cierta originalidad a tus diseños y por esta razón se suele utilizar en portafolios en línea, agencias y otro tipo de marca cuyo principal valor sea la creatividad y originalidad.

Combinar con ilustración

La ilustración es otro elemento que se suele emplear en diseño web, a menudo también animada. Como cualquier otro elemento sirve a menudo para reforzar el mensaje del sitio web y en algunos casos debido a que se utiliza en pequeñas secciones del sitio puede pasar desapercibida para muchos usuarios.

Es posible combinar pequeños elementos ilustrados como puede ser el uso de etiquetas o banderas en ciertas palabras como ilustrar completamente una palabra, tal como se puede apreciar en el ejemplo. En el primer caso utilizar ilustraciones sencillas es un recurso común para combinar tipografía que se emplea no sólo en la web sino también en composiciones tipográficas. Por otro lado, ilustrar toda una palabra puede ser un recurso más osado y experimental si se emplea en un diseño web. Sin embargo, este es un uso más extremo de la ilustración y sin duda alguna podría darte ciertas ideas para reforzar el mensaje mediante pequeños elementos ilustrados.

Adicionalmente, también se puede emplear la ilustración como fondo que sería el uso más común de ilustración y tipografía en diseño web.

Experimentar con la alineación

La alineación es otro factor de la tipografía que debe tenerse en cuenta en cualquier tipo de diseño pues permite ordenar cada línea de texto. Es especialmente importante cuando el mensaje se divide en varias líneas o párrafos.

La alineación mejora la fácil lectura y legibilidad de tus textos. De forma usual se decide sobre la alineación respecto a un párrafo de manera que todo el texto se encuentra alineado a la derecha, izquierda o el centro . Sin embargo, en diseños experimentales o composiciones tipografías se puede jugar un poco con la alineación y asignar algún tipo de sangría u otro tipo de alineación a una línea de texto específica. Es un recurso que puede hacer que el diseño se vea más atractivo pues no se ve monótono y le da mayor movimiento a la composición.

Dividir una sola palabra

Este es un recurso que se emplea ampliamente en diseño impreso, particularmente en revistas y se utiliza en conjunto con fotografías como fondo. Se emplea con tipografías sans-serif que han sido diseñadas para títulos por lo que poseen bastones gruesos y son altamente legibles.

Aunque para títulos, dividir una palabra mediante guiones no es lo ideal pues interfiere con la lectura fluida del mismo, puedes emplearlo como un recurso estético en ciertas situaciones. El truco se encuentra en trabajar con una caja de texto para alinear correctamente cada letra, además debes elegir cuidadosamente donde dividir la palabra seleccionada. En ciertos casos, se incrementa el tracking para que la palabra se contenido por la caja de texto o para que la alineación sea más notoria.

Jugar con la dirección del texto

Adicionalmente a experimentar con la alineación de las palabras en una frase u oración, puedes cambiar totalmente la dirección del texto, tal como se puede ver en el ejemplo mostrado. Usualmente se colocaría el texto verticalmente, sin embargo, en la composición mostrada se ha optado por una dirección diagonal para que vaya acorde al estilo de la Bauhaus.

Sin embargo, incluso si no empleas los principios de esta importante escuela, puedes colocar tu texto de forma diagonal si deseas hacer algo diferente y experimental. Solo recuerda que el texto no deberá ser girado a un grado tan alto pues se dificulta la lectura. Asimismo, es ideal para títulos o subtítulos utilizados con tipografía de gran o mediano tamaño.

Uso de tipografía en 3D

Ahora que el diseño flat domina el diseño web, hacer uso de una tipografía en 3D podría parecer una opción poco lógica e incluso desfasada. Sin duda alguna, no deseas que estas dos características se asocien a tu diseño así que evitarás a toda costa cualquier elemento que se asemeje remotamente a algún objeto 3D. Sin embargo, una tipografía en 3D para el pantallazo inicial de un sitio web puede llegar a ser impactante, como muchos de los otros recursos que hemos mencionado en este artículo. Adicionalmente, el contraste entre la tipografía 3D de la pantalla inicial y los otros elementos podría ser bastante interesante.

Para este tipo de composición es esencial que elijas el título y que se presente solo en la pantalla de inicio para realzar el contraste. Ya que de por sí la fuente será bastante atractiva no es necesario colocar una fotografía como fondo, de hecho un color plano podría ser suficiente.

En conclusión…

Existen diferentes maneras de lograr una tipografía más expresiva. La selección de fuentes de por sí debe ser acertada, pero modificando los tamaños, las alineaciones, la dirección de texto, así como otros recursos adicionales puedes lograr un texto que luzca mucho más interesante.

Aunque las técnicas mencionadas se suelen emplear a menudo en otro tipo de proyectos y no en la web, podrían ser de utilidad para que halles inspiración en ellos o encuentres alguna forma de poder adaptarlas al diseño. Ya que son llamativos, serían una buena opción para la página de inicio y el pantallazo inicial del sitio web.

Comparte este post.

Escribe tu comentario