Secretos para crear formularios web efectivos

0

Los formularios web son elementos comunes en toda página pues se utilizan como un medio de comunicación más directo. El visitante simplemente tiene que completar su nombre, teléfono o cuenta de correo de contacto y esperar una respuesta.

Es posible que no existan mayores dificultades al crear un formulario de contacto, sin embargo, en ciertas ocasiones puedes optar por formularios web que contengan más datos. Por ejemplo, en el caso de añadir un campo para el tipo de consulta, deberás incluir otros datos como preguntas relacionadas al encargo en específico.
En este artículo te mencionamos algunos trucos para crear formularios web efectivos que maximizen tu tasa de conversión.

Simplifica tus formularios

Los formularios cortos suelen tener una tasa de conversión más alta. Esto sucede porque al ver formularios largos los usuarios sienten que se van a tardar demasiado y prefieren no hacerlo. Habrá un porcentaje de visitantes que decidan rellenar el formulario, pero finalmente se desanimen a mitad del camino porque les toma más tiempo del que esperaban.

Esta situación obliga a los diseñadores a pensar cómo reducir el número de campos de un formulario y solicitar solo la información que sea absolutamente necesaria. En algunos casos, para evitar que el formulario se vea extenso se agrupan los campos en secciones y se muestra al usuario el número de pasos que debe seguir. De esta manera, un formulario de 12 campos en total, podría convertirse en un simple proceso de 3 ó 4 pasos. Sin embargo, antes de utilizar esta técnica, es recomendable evaluar los datos que estás pidiendo a los visitantes para verificar si es posible disminuir el número de campos del formulario.

Ofrece algún tipo de incentivo

Para incrementar las posibilidades de conversión en tus formularios, no solo debes asegurarte de reducir al mínimo el número de campos, organizar adecuadamente la información y ofrecer retroalimentación a tus usuarios en cuando se ha producido un error o se ha completado el envío satisfactoriamente. Aparte de utilizar técnicas para optimizar tu formulario, podrías incluir algún tipo de incentivo. Podría no ser suficiente incluir todos los beneficios del servicio, así que puedes enviar archivos gratuitos u ofrecer descuentos y promociones especiales para ayudar a convencer a los visitantes de completar el formulario.

No impongas limitaciones a tus usuarios

Siempre que sea posible, no imponga reglas a los usuarios y deja que ellos controlen el proceso como prefieran. Un ejemplo sencillo de comprender es en el uso de contraseñas que a menudo requieren una serie de propiedades como caracteres alfanuméricos, uso de mayúsculas, inclusión de números, limitación de caracteres especiales que puede tener, etc. En este proceso, mientras piensan en una contraseña tenga todas las características indicadas, los usuarios se demoran y puede ser frustrante para muchos. Definitivamente quieres evitar esta situación pues aunque el usuario envíe el formulario, ya habrás comenzado la relación con el pie izquierdo.

Para evitar situaciones como esta piensa en la comodidad de los usuarios y encuentra soluciones a ciertos problema. Por ejemplo, puedes colocar una casilla de verificación para mostrar la contraseña en vez de obligar a los usuarios a repetir la contraseña más de una vez.

Ayuda a los usuarios siempre que puedas

Existe una alta probabilidad de que los usuarios cometan errores al llenar el formulario. Por esta razón, para minimizar el número de errores debes asegurarte de solicitar información de manera precisa para que los visitantes no ingresen datos incorrectas. Si has realizado el proceso correctamente, entonces disminuye la posibilidad de errores por parte de los usuarios. Sin embargo, aún hay probabilidades de que comentan errores al tipear algún dato particular. Este es un factor externo sobre el que no tienes control, pero puedes ofrecer ayuda al usuario en estos casos mediante notificaciones en donde se explique el error. Por ejemplo, si no ha ingresado correctamente la dirección de correo electrónico, es mejor notificar sobre este error de manera inmediata para que el usuario lo corrija.

Recuerda el proceso a los usuarios

Para alentar a los usuarios a que se tomen uno o dos minutos en rellenar tu formulario, ellos deben conocer qué es lo que sucederá después. Si es que has añadido algún incentivo, saben que lo recibirán en cuanto envíen el formulario o inicien sesión en la plataforma si se trata de una tienda online. Pero esto no es todo lo que le deberías indicar al usuario sino también la razón por la que están rellenando el formulario. ¿Se están suscribiendo a algún boletín? ¿se trata de una prueba gratuita? ¿o algún descuento especial?

Es igualmente importante indiques el tipo de acción específica en el botón de llamada a la acción, de tal modo que en vez de colocar “Enviar” podrías poner “Suscribirme ahora”. Es así que el usuario sabe exactamente que el formulario es para una suscripción a un boletín. De hecho, ser específico en las frases que empleas en tus botones de llamada a la acción no solo evita malentendidos, sino que incrementa la tasa de conversión.

Coloca un enlace a la política de privacidad

En los formularios se suele solicitar información personal como nombre o cuenta de correo electrónico. En algunos casos, se pide incluso un número de cuenta bancaria u otro tipo de dato que se considera privado. Aunque depende mucho de tu público objetivo, pero las personas son bastante cuidadosas en internet así que debes ofrecer seguridad adicional, como por ejemplo utilizar https en vez de http y colocar certificados de seguridad. Aparte de reforzar el nivel de seguridad de la página, podría ser una buena idea colocar un enlace a la política de privacidad que estás poniendo en práctica. Si sitúas este enlace en un lugar visible, el solo hecho de poder localizar fácilmente este contenido ya generará algo de confianza en tus usuarios pues estás haciendo accesible información importante para los usuarios.

Considera también el diseño a nivel estético

Aunque la mayoría de consejos que hemos presentado se basan en mejorar el formulario a nivel de mensajes y contenido, el aspecto estético también es importante y de hecho puedes reforzar la agrupación de contenido y otras características importantes en un formulario. Unificar el formulario y optimizar la comprensión del contenido son objetivos que puedes lograr gracias a un gran diseño. Así que, aparte de verificar el contenido y mensajes en botones de llamada a la acción, considera también el diseño de los formularios y qué medidas puedes tomar para optimizarlos mediante reglas de jerarquía, contraste, alineación, etc.

En conclusión…

Esperamos que estos consejos generales para la creación de formularios te hayan sido de ayuda. Existen muchos detalles que debes tener en cuenta y depende bastante del volumen de información que tu formulario requiera. Sin embargo, siempre es sabio facilitar este proceso para tus usuarios. Antes de decidir sobre el diseño y contenido de tu formulario, te animamos a que te sientes a pensar si realmente el formulario incluido cumple ciertas reglas de usabilidad y experiencia de usuario.

Comparte este post.

Escribe tu comentario