El perfil del cliente ideal para tu negocio de Diseño Web

0

En algunos casos, crear un sitio web solo se realiza en base a ciertas preferencias, sean tuyas o la de la persona que hizo el encargo. Sin embargo, incluso si el sitio web no presenta ningún error de diseño y a nivel estético se puede decir que es magnífico, no se puede decir con total seguridad si es un buen diseño pues no se ha tomado en cuenta a los usuarios.

Otra situación común se puede dar cuando piensas que conoces a la audiencia y estás tomando todas las decisiones importantes de diseño en base a suposiciones. Si quieres que el sitio web realmente tenga éxito, debes considerar a los usuarios. Una herramienta que te puede ser útil en estos casos son los perfiles de usuarios. En este artículo te contamos más al respecto.

¿Qué es un perfil de usuario?

Los perfiles de usuario hacen referencia a un documento en donde se especifican detalles sobre una persona en específico que forma parte de tu público objetivo. Esta es una persona imaginaria, pero ha sido creada en base a una investigación de tal modo que pueda ser representativa del público objetivo. Esta persona imaginaria adopta características, preocupaciones, objetivos y comportamiento propio de tu audiencia, aunque finalmente su nombre y edad no sean reales, los demás datos ha sido añadidos teniendo en cuenta información real sobre tu público objetivo. De esta manera, se puede alcanzar un grado más alto de comprensión sobre tu audiencia.

Los perfiles de usuario se usan principalmente en las agencias de diseño pues conocer profundamente al público objetivo es una base para planificar un buen diseño. Esta es una herramienta que permite enfocar el diseño en los usuarios.

¿Qué pasos debo seguir para crear un perfil del cliente?

Los perfiles de cliente son una técnica que mayormente se emplea en grupo y tiene bastante éxito pues cada participante primero trabaja individualmente en la creación de los perfiles; luego revisan cada persona imaginara que ha sido creada y discuten sobre las características que son creíbles y las que no. También se pueden dar más detalles sobre alguna característica en particular con el fin de combinar y mejorar el perfil final que se empleará a lo largo del proyecto.

También puedes realizar este ejercicio por tu propia cuenta. Como beneficio puedes obtener un mejor conocimiento de tu cliente y desarrollar empatía hacia él. Pero, ¿cómo crear estos perfiles? En este artículo te mencionamos los pasos a seguir.

Preparar las preguntas para tus clientes

Ya que los perfiles se crean en base a una investigación, es obvio que el primer paso debe ser planificar las preguntas para los usuarios finales. Debes descubrir desde datos básicos como nombre y edad hasta detalles sobre su estilo de vida para que puedas conocer los temas que le interesan y el tiempo que dedica a estar en línea. Te mencionamos algunas preguntas típicas que puedes realizar a los usuarios:

  • ¿Cuál es tu nombre, edad y ocupación?
  • ¿Cuáles son los sitios web visitas frecuentemente?
  • ¿Cuáles son tus expectativas respecto al funcionamiento de un sitio web? ¿Qué características debería tener un sitio web para que se convierta en uno de tus favoritos?
  • ¿Cuáles son los mayores problemas o frustraciones que has experimentado como visitantes en un sitio web?

Recuerda que todas las preguntas del cuestionario deben ser relevantes a la información que deseas averiguar. Plantéate cuáles son estos datos para que puedas hacer preguntas específicas al respecto.

Realizar encuestas

En la actualidad es posible realizar encuestas por correo electrónico de forma rápida y sencilla gracias al uso de formularios. De esta manera, facilitas el trabajo de tus clientes. Si existe una base de datos con información de contacto sobre los clientes, es probable que también tenga un correo electrónico. Emplea estos recursos para enviar encuestas a los clientes más recientes de la empresa.

También es posible enviar un correo a un grupo de clientes y solicitar una entrevista por teléfono. Es mejor que este correo no se envíe de forma masiva, sino de manera más personalizada. Es decir, enviarle a cada uno y colocar su nombre en las primeras líneas del correo. De esta manera, se siente más como una invitación y también un mayor sentido de exclusividad. Asimismo, es importante ofrecer algún tipo de incentivo a los clientes para que existan más probabilidades de que contesten la encuesta.

Organizar los datos encontrados

Ordena la información que has encontrado y realiza un resumen con los puntos más relevantes de cada persona entrevistada. Tal vez gran parte de los datos sean cualitativos, pero es posible que encuentres respuestas parecidas de diferentes personas. Intenta agrupar estas respuestas pues te serán de utilidad en las siguiente fases del proceso.

Separa en grupos la información para que puedas revisarla fácilmente. Es posible que no tengas una idea clara de cómo comenzar a relacionar datos, así que pensar en categorías puede ayudarte a organizar mejor tu información.

Crear tu perfil del cliente

Ahora que ya cuentas con los datos ordenados de las encuestas, puedes empezar a reconocer fácilmente características y problemas comunes que enfrenta la audiencia. Si varias personas hacen énfasis sobre un mismo punto, puedes añadir ese mismo dato o preocupación en el perfil que estés creando. En los perfiles de cliente se utilizan datos reales y ciertos datos imaginarios como la edad, por ejemplo. Sin embargo, esta cifra se encuentra dentro del rango de edades del público objetivo.

Puedes crear un borrador en word u otro documento de texto, pero lo ideal es que añadas una fotografía para ayudar con el tema de la empatía. Hace que el cliente se sienta más real y cercano. Adicionalmente, te recomendamos incluir iconos y otro tipo de indicadores visuales de ser necesarios.

Comparte este post.

Escribe tu comentario