Pautas para obtener observaciones útiles al realizar una revisión con tu equipo

0

Cuando se trabaja en equipo se pueden alcanzar resultados sorprendentes. Dos cabezas piensan mejor que una y en un área como el diseño a menudo necesitamos otras perspectiva y modo de ver el mundo. Puede ser complicado alcanzar diferentes perspectivas por nuestra propia cuenta, en estos casos resulta bastante útil contar con un equipo de trabajo que te ayude a detectar errores en el diseño.

Aunque este es un proceso de gran ayuda, requiere de cierta planificación. Estás lidiando con un grupo de personas de diferentes carreras, ellos evaluarán tu diseño a modo de identificar posibles errores o mejorar algunas secciones específicas. Como diseñador, no sólo debes escuchar atento, sino también cumplir el papel de moderador. En este artículo te damos algunas pautas para que puedas lograrlo

Evalúa las características que posee el lugar de reunión y los materiales necesarios

Si te vas a reunir con tu equipo personalmente, entonces debes contar con un espacio lo suficientemente amplio en donde puedan conversar sin distracciones. De preferencia, un lugar tranquilo. Si cuentan con una oficina y una sala de reuniones, entonces no hay problema. Pero si éste no es el caso, entonces deberán encontrar un lugar apropiado que tenga todos los recursos necesarios. Por ejemplo, es posible que necesiten una conexión a internet estable.

Haz una lista de todo el material y los artefactos que serán necesarios en esta reunión para que puedas prepararte adecuadamente. Como diseñador, deberás llevar el diseño en un dispositivo USB o en tu propio portátil. Adicionalmente, deberás tener una libreta para apuntar los comentarios realizados por tus compañeros.

Aunque en el primer caso es más probable que los participantes se acuerden de la hora de reunión, nunca está de más hacerles recordar sobre la reunión un par de días antes. Debes especificar no sólo la hora, sino el propósito de la reunión, los temas que se evaluarán y si es necesario llevar algún material adicional. En la mayoría de casos, si la reunión es presencial, es posible que tú tengas que llevar la gran parte de los materiales. Sin embargo, si no cuentas con el instrumento necesario, puedes pedirle a alguno de los presentes que lleve este artefacto. Por ejemplo, es posible que necesites una tableta para poder interactuar con el diseño si es que se encuentran en la fase de mockups o prototipos. En ese caso, puedes solicitar a alguno de los participantes que lleve su tableta para poder ver el diseño de la interfaz en su propio contexto.

Puedes empezar con un breve resumen

Probablemente, es una buena idea empezar la reunión con un resumen del diseño. Esta breve presentación permite que los miembros del equipo dirijan su atención al tema actual, se informen sobre algunos detalles que desconocían sobre el proyecto y puede ser un modo ideal de abrir la discusión sobre el diseño. Algunos de los puntos que debes tener en cuenta al sintetizar el diseño son los siguientes:

  • Delimitar los objetivos del diseño
  • Indicar cómo el diseño actual soluciona los problemas que presentaba el cliente
  • Mencionar el cronograma y los hitos alcanzados
  • Describir la siguiente fase del proceso

Una vez que hayas resumido el proyecto, puedes comenzar con una sesión de preguntas para que cada uno de su punto de vista. Es importante que todos los miembros participen, así que puede ser una buena idea no hacer una pregunta general, sino pedir la opinión de cada uno en orden.

Anticipa los posibles temas que podrían presentarse

Como moderador debes escuchar a todos los presentes y enfocar la reseña en caso existan compañeros que cambien de tema. Asimismo, debes guiar la conversación y en algunos casos iniciarla y dar confianza a que el grupo comente sobre el diseño. Si es la primera vez que te encuentras en esta posición, es común que sientas algo de miedo e incluso te sientas intimidado. Lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es prepararte redactando preguntas que ayuden a iniciar la conversación y estén enfocadas a obtener respuestas concretas. A continuación, te mencionamos algunas preguntas comunes que puedes incluir en estas reuniones:

  • ¿El diseño funciona como se esperaba?
  • ¿Hay algún elemento que hace falta?
  • ¿El color y la tipografía reflejan el tono de comunicación del contenido?
  • ¿Hay partes o elementos específicos del diseño que no les agradan? ¿Por qué?

Anticípate a las preguntas que podrían surgir y que pueden mantener la conversación fluyendo. Es posible que algunas personas del equipo se adelanten a la fase actual del proceso y empiecen a compartir sus opiniones al respecto. Aunque es positivo que tengan algo que aportar, como moderador es tu deber mantener el enfoque de la conversación.

No te tomes las críticas de forma personal

Es normal que como diseñador te encuentres entusiasmado sobre tu diseño. En algunos casos incluso puedes sentirte encariñado con tus diseños. Y por esta misma razón, no puedes ser objetivo al respecto. E incluso si no te sientes de esta manera, al pasar demasiado tiempo inmerso en un proyecto, es probable que pierdas cierta perspectiva. Por esta razón se realizan los revisiones de diseño: si cuentas con un gran equipo puedes obtener otros puntos de vista e incluso detectar errores que por cuenta propia no habrías podido identificar.

Es importante que escuches a tus compañeros sin tomarlo como una crítica directa hacia ti. Como diseñador es esencial que aprendas a lidiar con críticas pues constantemente las recibes de tus clientes, los usuarios finales, tu equipo de trabajo y la comunidad de diseño en general si cuentas con un portafolio en línea.

Es cierto que no todos los comentarios serán de ayuda. Pero si se repite algún tema o varias personas están de acuerdo en cierto punto o notas que existe algún tipo de relación en las cuestiones que se mencionan, entonces debes prestar mucha atención y revisar tus diseños.

Muestra interés hacia las opiniones de tus compañeros

Muestra respeto e interés en las opiniones, sugerencias y comentarios de tus compañeros. Si lo haces, se podrá generar una ambiente agradable que fomente la participación de todo el equipo. Aunque es posible que algunos comentarios ni siquiera los tomes en cuenta al momento de actualizar el diseño, demuestra siempre interés por las opiniones de los demás. Si no entiendes la perspectiva de alguien, realiza preguntas más específicas para descubrir más sobre su razonamiento y cómo ha llegado a dicha conclusión.

Presta especial atención a aquellos elementos o temas repetitivos en el que varias personas ponen énfasis. Es probable que exista un problema que no habías considerado. Deja que la discusión fluya, dirige la atención a los temas relevantes cuando sea necesario y 10 minutos antes de finalizar pregunta si existe algún comentario adicional. Resume los principales descubrimientos hallados en la reunión, agradece a tus compañeros por su opinión y participación e indica cuáles son los próximos pasos a seguir.

Comparte este post.

Escribe tu comentario