Consejos prácticos para trabajar de forma eficiente como diseñador freelance

0

Para un diseñador freelance, conseguir clientes y cumplir con fechas de entrega puede ser complicado. Después de todo, necesitan entregar el avance o archivo final en la fecha que se ha acordado con el cliente, pero también es necesario que piensen en el siguiente proyecto que desarrollarán. De hecho, es bastante probable que atiendas a varios clientes al mismo tiempo y trabajes con dos o más proyectos al mismo tiempo.

Para poder lograr trabajar con varios clientes y proyectos al mismo tiempo es necesario que se mejore la productividad laboral y se trabaje de forma más eficiente. Los principales puntos a tener en cuenta son contar con un horario y organizarte de forma efectiva. Estos consejos son los más esenciales y existen diversas técnicas para lograrlo. Sin embargo, hay otros consejos específicos que, aunque no lo creas, pueden ayudarte a ahorrar tiempo valioso. En este artículo te mencionamos aquellos consejos que te permitirán trabajar de forma eficiente como diseñador freelance.

Trabaja con programas que te hagan sentir cómodo

Si ya tienes experiencia en tu área de trabajo, probablemente ya tienes algunos programas de diseño favoritos que se ajustan a tus necesidades. Es poco probable que el cliente exija que utilices un programa para el diseño o desarrollo de su programa. Finalmente, lo que más le interesa a tus clientes es ver el fruto de tu trabajo, comprobar los resultados.

Así que utilizas aquellos programas con los que ya tengas experiencia y conozcas cada una de sus funciones. Pero aparte de emplear programas específicos con los que te sientas cómodo, puedes ahorrar segundos y minutos valiosos al aprenderte los atajos de teclado esenciales de dichas aplicaciones. O al menos de las funciones que más empleas en tus proyectos. Aunque no lo parezca, este pequeño detalle te permite mejorar la velocidad de tu flujo de trabajo en gran medida.

Gran parte de tu productividad se basará en el tipo de herramientas que utilices. Esto no implica que debes optar por la más popular, sino que debes usar aquella que realmente se ajuste a las necesidades de tus proyectos usuales.

Utiliza otros recursos como mockups o paquetes de iconos

Aparte de tus programas favoritos, es una gran idea juntar una gran librería de recursos varios como iconos, paletas de colores, moodboards, fuentes, mockups, etc. En ciertos casos, algunos recursos como las fuentes, por ejemplo, se emplean de forma inmediata y es mejor si contamos con una librería extensa que contenga varios estilos. Por otro lado, recursos como mockups necesitan ser modificados previamente. Es probable que necesitemos colocar el diseño y verificar si las sombras y brillos son correctos, sin embargo, los cambios son mínimos y es mucho más práctico tener una serie de mockups listos para ser utilizados cuando sea necesario.

La mejor parte es que muchos de estos recursos pueden ser adquiridos de forma gratuita. Revisa páginas especializadas en redes sociales, así como diversos blogs de diseño en donde se recopilan paquetes de iconos o se recomiendan sitios o herramientas para generar paletas de colores.

Organiza tus carpetas y archivos

La manera en que organizar tus proyectos también es un factor determinante de tu productividad, aunque no lo creas. Es necesario ordenar tus archivos de tal forma que puedas acceder rápida y fácilmente a cada uno de tus archivos. Si tardas en encontrar los recursos o archivos PSD con los que estabas trabajando, entonces algo está fallando dentro de tu sistema de organización. Es preferible revisar tus carpetas y archivos, detectar cuál es el problema y solucionarlo de inmediato.

Aunque pienses que pierdes tiempo en estas tareas, a fin de cuentas ahorras segundos valiosos y evitas la frustración que puedes sentir si no encuentras los archivos correctos de forma inmediata. Además, detectar y corregir errores en tu sistema de organización de archivos te permite aprender y evitar fallos a futuro.

Recuerda que el proceso empieza en papel

Como diseñador, sabes que toda idea empieza en papel, como un boceto simple. Trabajar en papel es barato, sencillo y rápido. Permite, además, generar nuevas ideas y mejorar otras rápidamente. Gracias a los bocetos en papel podemos organizar mejor nuestras ideas y a menudo, permite definir ciertos conceptos básicos.

No todas las ideas surgen de inmediato. Es posible que se necesite revisar referencias o u otros recursos inspiraciones para tener una idea más concreta sobre el diseño. Sin embargo, es recomendable apuntar cada nueva idea y no descartar ni una. Poco a poco verás cómo las idea va tomando forma hasta el punto en que ya está lista para pasar a un boceto digital.

Mantén todos los artículos necesarios para tu trabajo a tu alcance

Otro elementos que puede afectar tu productividad es el ambiente en el que trabajas. Es recomendable tener un espacio aparte para trabajar como una pequeña oficina o una zona dentro de alguna habitación que sea apropiada para trabajar. En tu estación de trabajo deberás incluir todo tipo de herramienta que sea necesaria. El instrumento más obvio es un ordenador o portátil. Pero existen otros elementos necesarios como una bitácora con hojas en blanco, un bloc de notas rayado o cuadriculado, lápices, lapiceros, colores, marcadores, notas adhesivas, así como una pequeña biblioteca donde hayas recopilado libros relacionados a temas de diseño o incluso revistas que pueden servir como inspiración en ciertos proyectos.

Estos son solo algunos de los artículos comunes en un escritorio, pero también puedes decorarlo con otras cosas, tal como harías en una oficina. Esto permite que te mantengas a gusto mientras trabajas. Evalúa cuáles son los artículos que necesitas tener a tu alcance y organízalos en tu escritorio o área de trabajo.

En conclusión…

Como ves, trabajar de forma eficiente no sólo tiene que ver con organizar tus tiempos y establecer tareas. Si bien, estos consejos son esenciales, existen otras acciones específicas que debes considerar, como las que hemos mencionado en este artículo. Son tareas bastante sencillas, pero pueden ayudarte a ahorrar segundos y tiempo valioso. Verás que si los pones en práctica notarás la diferencia de inmediato.

Comparte este post.

Escribe tu comentario