¿Cómo optimizar tu blog para dispositivos móviles?

0

No es una novedad que Google está prestando mayor atención a los dispositivos móviles. De hecho, hace un par de años lanzó un nuevo algoritmo para búsquedas en móviles en donde los sitios que estuvieran optimizados para estos dispositivos tendrían mayor consideración. Adicionalmente, otras tendencias y prácticas fomentadas por Google tienen mucho que ver con la usabilidad de un diseño para móviles. Así que, está confirmado que Google realmente aprecia los sitios web que se encuentran optimizados para móviles.

Este interés de Google tiene sustento en el hecho de que cada vez los usuarios de dispositivos móviles incrementan. Un porcentaje considerable emplea sus tabletas y smartphones para acceder a páginas web. Así que las acciones de Google por fomentar diseños que se adapten a dispositivos móviles no son para nada aleatorias.

Si tienes un blog y aún estás dudando si realmente se encuentra optimizado para móviles, te mencionamos algunas acciones sencillas que te pueden ser de ayuda para lograr este nuevo objetivo.

Actualiza tu gestor de contenidos

Si tienes un blog, es probable que hagas uso de algún gestor de contenidos. La probabilidad de que se trate de algún gestor de contenidos popular es bastante alta y de ser el caso, este sistema ofrecerá una serie de opciones para optimizar tu blog para dispositivos móviles. Pero, puedes asegurarte de ello simplemente realizando una búsqueda en internet. En la página oficial del gestor de contenido y también en foros puedes encontrar información relevante.

Para asegurarte que el gestor de contenidos que utilizas realmente está optimizando tu blog para móviles, puedes comenzar por actualizar el sistema. En algunos casos, una vez que actualizas el sistema a la última versión, el gestor optimiza tu sitio web. Si éste no es el caso, entonces asegúrate que el tema que estés utilizando para tu blog sea de diseño responsive y se encuentre optimizado para este tipo de dispositivos.

Utiliza subtítulos

Ya que un blog suele contener un mayor volumen de texto que cualquier otra página web, es importante que sepas cómo dividirla apropiadamente en secciones. Se trate de un sitio web corporativo, una tienda online o un blog, los usuarios están acostumbrados a revisar rápidamente la página para verificar si encuentran algún dato de interés. Colocar subtítulos llamativos permite que ubiquen cierta información de forma más sencilla.

A los usuarios móviles, los subtítulos no sólo les permiten ubicar información la primera vez que acceden al sitio sino que también puede serles de utilidad cuando están intentando localizar un párrafo al leer un artículo o noticia. Es común que por la presión o fuerza que utilizan al deslizar sus dedos, acaben en un punto que realmente no deseaban. El uso de subtítulos les facilita la ubicación de información.

Opta por un diseño sencillo

Los sitios web que poseen variedad de texturas, ilustraciones y en general un diseño complicado pueden ser bastante llamativos, pero en dispositivos móviles suelen ser bastante lentos ya que se emplean demasiados recursos. Muchos usuarios móviles o bien emplean redes WiFi que no poseen la velocidad adecuada o un plan de datos que tampoco es suficiente para cubrir sus necesidades. Por esta razón, es mejor optar por diseños sencillos que se centren en el contenido.

Adicionalmente, optar por una layout sencilla, contenido organizado y un sitio web limpio puede traer grandes beneficios a tu sitio web en general, tanto si los usuarios acceden desde un ordenador como si lo hacen desde un tableta. Ya que el diseño es sencillo y se centra en el contenido, tus usuarios pueden enfocarte en leer el texto que has redactado, ver la infografía que has compartido o escuchar el último podcast que has publicado en tu blog.

Utiliza fuentes estándar

Existen una gran cantidad de fuentes que pueden lucir creativas o divertidas. Algunas incluso pueden ser ideales para títulos cortos pues comunican de forma textual y se adaptan a la marca o el tipo de mensaje que deseas transmitir. Aunque puede ser una buena decisión optar por estas fuentes en un diseño para un sitio web corporativo o una landing page, estas tipografías no son aptas para leer fragmentos de texto y pueden afectar gravemente la legibilidad cuando se trata de un volumen de texto mayor.

Para un blog es mejor optar por fuentes estándar ya que no todos los dispositivos móviles son compatibles con fuentes para ordenador. Particularmente si se tratan de fuentes experimentales. Y, como ya mencionamos, tanto para los usuarios móviles como aquellos que acceden al sitio desde un ordenador, leer una serie de párrafos en una fuente experimental o manuscrita puede ser cansado e incluso molesta. De ser el caso, es bastante probable que el usuario termine por abandonar el blog antes de intentar leer el párrafo introductorio de tu artículo.

Verifica el peso de cada página

Es usual que cuando ingresamos una URL en el navegador, primero se carguen todos los recursos y el contenido de la página antes de poder acceder a ella. De hecho, se puede ver el progreso mediante una barra de color que aparece bajo la URL. Esto sucede tanto en dispositivos móviles como en ordenadores. En principio, no debería existir ningún problema si tienes una conexión estable. Pero esta es una situación ideal que sucede sólo en ordenadores y portátiles. En dispositivos móviles, pueden existir si la página es muy pesada ya que la velocidad de conexión para dispositivos móviles es usualmente menor que la existente para ordenadores.

Para evitar este tipo de situaciones, puedes verificar el peso de cada página que contiene tu sitio web. Es recomendable que todo el contenido de cada página sea menor de 5 MB. Si al realizar la prueba, notas que excede este número, te recomendamos evaluar los recursos que estás utilizando y reducir el número de imágenes o cualquier otro recurso que esté afectando el peso de la página.

Comparte este post.

Escribe tu comentario